Espacios y decoración en Madrid

Espacios y decoración

Amai Catering te decora tu fiesta, te viste tu mesa ofreciéndote todo tipo de ideas para cualquier evento. 

Decoración y espacios para bodas en Madrid

La decoración de un evento, sea el que sea, es algo que puede atormentar a los anfitriones. Cuando se trata de organizar una boda, esta circunstancia es aún más compleja.

En una boda, tiene que invadir la sensación de romanticismo, pero sin ser empalagosos. Deben hacer que los invitados se sientan a gusto, felices y cómodos, para celebrar de la mejor manera ese día tan especial con los novios.

Hoy en día, hay cientos o miles de estilos, colores, objetos y detalles para decorar un evento o una boda. Hay mucho donde escoger, por lo que una mínima elección hará que el resultado de la decoración del evento no era como se esperaba.

Aquí entra en juego Amai Catering. Al poner la organización de tu evento en manos de profesionales, sabremos lo que perfectamente irá con vuestro estilo y gusto, o preferencias de la mayoría de los invitados. Por ello, siempre hablamos con los novios para que nos indiquen sus sugerencias, de forma que Amai Catering dará con lo que buscáis.

Disponemos de muchos productos y elementos de decoración para bodas y eventos. Entre mantelería, mobiliario y más, creamos decoraciones en varios estilos, y acertar de lleno con lo que queríais.

Diferencia entre la decoración de una boda de verano y una de invierno

La mayoría de las parejas optan por casarse en los meses de primavera y verano, ya que el clima cálido, los árboles en flor, y los días más largos que en invierno, permiten aprovechar los espacios abiertos. Mientras que unos pocos, se dejan deslumbrar por la nieve blanca de los meses de invierno, dándose un capricho con el calor de una chimenea, con la belleza de la nieve y el encanto del frío exterior.

En cuanto a las decoraciones, en invierno se tiende más a crear decoraciones en tonos cálidos, como el marrón, naranja, morado y el blanco que recuerda a la nieve. Incluso tonos dorados si la boda se celebra en navidad. Sin embargo, durante los meses de primavera y verano, se puede decorar con tonos pastel y rojos, rosas, azules o tonos que recuerden a la naturaleza.